EL CAMINO DE SANTIAGO

Cada vez que un peregrino se echa a andar por las viejas sendas del Camino de Santiago, se pone en marcha un antiguo mecanismo de búsqueda común a toda la humanidad: el viaje hacia la Salvación. No podemos olvidar tanto quienes lo realizan con un fin religioso como quienes lo hacen con un afán de aventura.

Así como las rutas que conducen a Santiago son muchas, múltiples son también las vías para el hallazgo más íntimo, ése que aseguran experimentar todos los peregrinos a medida que avanzan por los caminos de los encuentros fortuitos o de la soledad, de las voces y del silencio, del paisaje umbrío o la seca llanura, detrás de una única meta: Santiago de Compostela.

camino santiago - Experiencias: el camino

Los peregrinos que han vivido esta experiencia recuerdan especialmente las vivencias de su paso por Grañón, comentando  que es una experiencia única que te cambia la visión de la realidad del mundo y de las personas, por su gente (los grañoneros/as) tan abiertos e involucrados con el peregrino. Una famosa frase del albergue más conocido del pueblo, dice: “Deja lo que puedas o coge lo que necesites”, refleja el espíritu de Grañón, un pueblo donde están acostumbrados a dar sin recibir nada a cambio.